Muchas dudas surgen con respecto a la titularidad de los coches y acerca de quién y cuándo puede convertirse en dueño. Son muchas las razones que pueden tenerse para querer que un menor sea el que figure como titular.

Entre los principales motivos por los que se pretende poner como titular de un vehículo a otra persona, se encuentran la intención de hacer un regalo, conseguir financiación para la compra del coche de una forma más rápida y sencilla, o bien en situaciones de embargo, entre otros. Hay que tener en cuenta que poner de titular a un menor para evitar su embargo, constituye un delito de alzamiento de bienes. Según el Código Penal, la sentencia de este tipo de faltas puede conllevar penas de prisión de 1 a 4 años y multa de 12 a 24 meses.

Sea por la causa que sea, si estás pensando si se puede poner un coche a nombre de un menor, la respuesta es sí. Esta actividad está amparada por la legislación española, aunque hay que tener en cuenta que aunque el hijo sea el titular del vehículo, los responsables son los padres o tutores hasta que alcance la edad de 18 años.


Tanto si se trata de la compra de un modelo nuevo como si ya se dispone de uno de segunda mano, se puede poner un coche a nombre de un menor sin olvidar que esta gestión se considera una donación.

Como tal, hay que pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, cuya cuantía dependerá de cada comunidad autónoma. Además, el grado de relación que existe con la persona que recibe la donación también influye en el importe de este impuesto, ya que varía según se trate de un hijo o de un tercero ajeno a la familia. El abono de este impuesto es obligatorio y en caso de no realizarse, Hacienda puede imponer una multa que habrá que pagar junto con la cuantía inicial de este tributo.

TRANSFERENCIAS DE VEHICULOS EN MENORES DE EDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.